lunes, 30 de junio de 2014

Sobre otro de los 20 mejores expedientes X españoles

Por lo visto, en la segunda mitad del año 2011 acaeció sobre España una intensa oleada OVNI. Miguel Pedrero, en su libro ya citado por estos lares, en el capítulo Expediente 1 titulado: La última gran oleada OVNIs sobre España, escribe:
Desde principios de septiembre de 2011 y hasta mediados de noviembre de ese mismo año, España se convirtió en el epicentro de una intensa oleada de avistamientos de OVNIs. Durante semanas, en compañía del reportero Francisco Contreras, "peiné" la geografía española en busca de testimonios y evidencias de lo que estaba sucediendo. pág. 15.
Y ésta que muestro seguidamente es una de las evidencias que encontraron, que el mencionado autor publicó en su obra y que, parece ser, confirma gráficamente la increíble oleada OVNI que se abatió sobre el cielo patrio.


La imagen (pág. 30) fue obtenida a mediados de octubre desde la playa de Sopelana (Vizcaya) y el OVNI que Pedrero ve en dicha fotografía no es más que ¡un parhelio!

El susodicho ve un cierto parecido con las fotografías tomadas por otro testigo:
Curiosamente, las fotografías poseen cierto parecido con las que logró  tomar Jon García desde las inmediaciones de la localidad leonesa de Requejo de Pradorrey, y cuyo testimonio dimos a conocer en páginas anteriores. Jon también había contemplado una extraña luminosidad dentro de una nube, lo que le llamó poderosamente la atención. A diferencia del caso protagonizado por Edurne Hospital y su amiga, Jon vio cómo un objeto de potente luminosidad salía de la nube, realizando una serie de violentos movimientos, antes de perderse a toda velocidad en dirección a la provincia de Lugo. Pág. 30. (el subrayado es mío)
Normal que haya un cierto parecido entre las dos fotografías, en los dos casos se fotografió lo mismo: ¡un parhelio!

Sobre las foto de Jon García ya escribí una entrada que se puede leer aquí.


Fotografía de un parhelio tomada de este sitio.

Una de las moralejas que salta a la vista después de ver estas "evidencias" es que, no hay que tomarse al pie de la letra lo que dicen los testigos (Ver el caso de Jon García y los asombrosos movimientos del parhelio)

Otra, que algunos ufólogos son incapaces de identificar un simple fenómeno óptico, a pesar de las imágenes e indicarles de qué se trata, y siguen alimentado el mito OVNI.






lunes, 9 de junio de 2014

Otro avión escoltado por OVNIs

El incidente, ocurrido durante la noche del 20 de julio de 2007, es para Miguel Pedrero un caso extraordinario y por esa razón, supongo, lo incluye en su libro: Los 20 mejores expedientes X españoles. El avistamiento lo relata en el capítulo Expediente 4: "Foo-Fighters": El enigma de los "cazas de fuego", pp. 73-76. En este sitio pueden leer la historia publicada en el citado libro, que fue protagonizada por F.A. y su esposa en un vuelo procedente de El Cairo  y con destino a Barcelona.

Los observadores estaban sentados al final del avión, en la fila de la izquierda, y hacia las 23:17 horas locales de Egipto vieron, a través de la ventanilla, una luz blanca muy brillante y otra rojiza más pequeña a la izquierda:

Al poco rato, veo por la ventanilla una luz blanca bastante grande, y a la izquierda de ésta, otra más pequeña también blanca, pero con un punto rojo en el centro. Me sorprendió mucho porque era igual a la primera luz que vi cuando tuve el avistamiento mientras circulaba por la Z-40. Eso me puso sobre aviso

Los OVNIs, claro no podían ser otra cosa, realizaron una serie de movimientos acercándose, en ocasiones, al avión y F.A. pudo grabar brevemente las dos luces con su teléfono móvil. Total que entre observaciones y cabezadas de los testigos, los pretendidos OVNIs siguieron a los susodichos hasta Barcelona:

Nos volvimos a dormir, y cuando abrimos los ojos, ya estábamos llegando al aeropuerto de Barcelona. Y ahí seguía el OVNI. Entonces el avión giró a la izquierda para tomar tierra y el objeto continuó recto, de modo que lo perdimos de vista.

En el siguiente dibujo realizado por F.A. puede verse la posición inicial de los OVNIs, las maniobras que hicieron y la posición final de los  mismos.


Hay un pequeño detalle que parece no despertar las sospechas de los investigadores del caso:

Creo que nadie más veía nada porque ya habían apagado las luces y todos los pasajeros estaban durmiendo o descansando.

A pesar de que:

Lo raro es que durante bastantes minutos no perdimos las luces de vista. Y eso es muy extraño, porque el campo de visión que teníamos a través de la ventanilla era bastante reducido.

Pero lo más extraordinario para Pedrero es cuando el testigo F.A. reprodujo, en el aeropuerto, la grabación que realizó a los OVNIs:

En la grabación, de escasa calidad, sólo se observan dos puntos de luz durante unos instantes. Sin embargo, lo sorprendente es que se escucha claramente una voz de mujer, de aspecto robótico, que dice en tono imperativo: "No me miréis". No hay lugar a dudas, la frase es rotunda.

Además, uno de los colaboradores del ufólogo, mientras estaban encuestando a los testigos, tecleó en Internet la fecha del avistamiento y Egipto, topándose con un sitio egipcio que recopila casos OVNI y, sorpresa:

...encontró que, en la fecha en que nuestros informantes vivieron su experiencia OVNI -el 20 de julio de 2007-, desde El Cairo una persona conseguía "capturar" con una videocámara las evoluciones de dos objetos voladores no identificados.

La sorpresa fue mía cuando comprobé de qué sitio se trataba. Una Web de un sujeto que se autodenomina cazador de OVNIs (en su día ya le dediqué una entrada en esta bitácora) que por lo visto intenta vender grabaciones de planetas brillantes y luces varias desenfocadas como OVNIs. Vamos, un sitio de una calidad y fiabilidad exquisita.

Salta a la vista que las grabaciones hechas en El Cairo el 20 de julio de 2007 no tienen nada que ver con lo observado por los testigos desde el avión. Las horas no coinciden (20:06 y 20:26) y probablemente la primera grabación fue realizada al planeta Venus y la segunda a algún otro astro brillante visible en el cielo en ese momento.

Pero, ¿qué observaron F.A. y su señora desde el avión? Todo apunta que lo que vieron inicialmente fue a los astros Júpiter y Antares ubicados a las 23:17 horas, casualmente, a la izquierda del avión. El primero muy brillante por estar en oposición y el segundo con una coloración rojiza.


La comparación de dichos astros con el dibujo de los OVNIs realizado por el observador no deja lugar a dudas. A continuación pueden verlos al inicio del avistamiento.


Los movimientos, idas y venidas de las luces apuntan a ilusiones o interpretaciones erróneas de los observadores. Como el avión se dirigía a Barcelona, lógicamente tenían a los citados astros a la izquierda durante todo el recorrido. Ver el siguiente mapa con el acimut de Júpiter (221º).


La noche estaba despejada por lo tanto no había ningún impedimento para ver a los citados astros.


Pedrero señala que este caso posiblemente tenga relación con otro incidente ocurrido al señor F.A. en Zaragoza, el día 7 de diciembre de 2006. La relación que veo entre estos dos sucesos es la forma de interpretar un fenómeno imprevisto por parte del testigo y los ufólogos.

El mencionado ufólogo termina el capítulo con la siguiente reflexión:

Y, como siempre, muchas preguntas y pocas o ninguna respuesta. En definitiva, volvemos a las cuestiones que nos planteábamos al principio de este capítulo: ¿Tecnología no humana? ¿Fenómeno natural desconocido? ¿Arma secreta?

En este caso se trató de algo mucho más sencillo: ¡Una interpretación incorrecta de dos astros brillantes!